Gerundio de pintar / Gema Cuellar

GEMA 1770

Si la clase obrera, tras arrancar de su corazón el vicio que la domina y que envilece su naturaleza, se levantara con toda su fuerza, no para reclamar los Derechos del Hombre, que no son más que los derechos de la explotación, ni para reclamar el Derecho al Trabajo, que no es más que el derecho a la miseria, sino para forjar una ley de hierro que prohibiera a cualquier hombre trabajar más de tres horas al día, la Tierra, la vieja Tierra, estremeciéndose de alegría , sentiría agitarse en ella un nuevo universo.
Paul Lafarague. El derecho a la pereza

Leer más...