Pescados arrepentidos y conchita triunfante / Jorge Diezma

bodegon con cangrejos

Cuando un crustáceo (pintado o no, esto es lo de menos) empieza a trepar por los bordes de un bodegón, debería haber alguien —y lo mejor sería que de esto se encargase otro crustáceo— que le avisara de que se ha equivocado de camino, aunque ese mismo vigilante, u otro de la misma o distinta especie, podría amonestar igualmente al resto de las figuras, invitándolas a ausentarse.

Leer más...

Guillermo Espinosa / Estampa 2015

_RPI5543

Entrevista a Guillermo Espinosa / comisario de la sección MAPA de Estampa 2015 Estampa 2015 vuelve a Matadero del 24 al 27 de Septiembre consolidándose un poco más como una feria de arte contemporáneo. De nuevo bajo la dirección de Chema de Francisco, esta edición apuesta por el coleccionismo privado, tanto nuevo como consolidado. Un total […]

Leer más...

Gerundio de pintar / Gema Cuellar

GEMA 1770

Si la clase obrera, tras arrancar de su corazón el vicio que la domina y que envilece su naturaleza, se levantara con toda su fuerza, no para reclamar los Derechos del Hombre, que no son más que los derechos de la explotación, ni para reclamar el Derecho al Trabajo, que no es más que el derecho a la miseria, sino para forjar una ley de hierro que prohibiera a cualquier hombre trabajar más de tres horas al día, la Tierra, la vieja Tierra, estremeciéndose de alegría , sentiría agitarse en ella un nuevo universo.
Paul Lafarague. El derecho a la pereza

Leer más...

SOLVE / COAGULA. Individual de Alfredo Rodríguez en Espacio Valverde

Vista de la Exposición SOLVE/COAGULA

La fotografía siempre ha sido considerada la hija bastarda de las artes visuales. Abundaban las razones: su falta de unicidad, su asociación esencial a una finalidad de descripción de la realidad junto a una afiliación a las ciencias. Todo ello la separó de raíz de lo que en esos momentos eran los supremos representantes de la creatividad y artisticidad: la pintura y la escultura. El primer camino que toma la fotografía para intentar legitimarse fue mirando hacia la pintura, adoptando sus ideales estéticos, cualidades y temáticas. La lucha por estar a su altura siguiendo esos criterios era una batalla desde el comienzo perdida.

Leer más...