Mancillar el ojo de la Reina

Inscripciones sobre la obra cubiertas con pan de oro
Dirty Corner de Anish Kapoor cubierta con pan de oro tras ser vandalizada

 

Dice Cioran, que para un alma infectada por el vacío del mundo, la obsesión de venganza es un alimento dulce y reconfortante, que las religiones, en su odio contra todo lo que es nobleza, honor y pasión, contaminaron las almas de cobardía, las privaron de sentir nuevos estremecimientos y frenesíes. En noviembre finalizó la exposición de Anish Kapoor (Mumbai, 1954) en Versalles con el saldo de dos ataques a una de sus obras. Tras la segunda acometida contra la gran escultura Dirty Coner el artista decidió cubrirla con pan de oro.

Es posible que lo que provocase el ataque a la obra de Kapoor -un cono gigante de acero corten tendido en los simétricos y exquisitos jardines de Versalles- fuese su falta de explicitud. Fue su nombre: Dirty Corner / Esquina Sucia, o como la apodó el autor La Vagina de la Reina, lo que ha provocado su iconofobia, como si en el acto de nombrar residiese la afrenta. Aunque por su forma más que a una vagina la figura se asemejaría a un ano gigante, una esquina sucia que mira con toda su monstruosidad y pesantez a la refinería barroca del palacio. El ano / ojo de la Reina, símbolo de la decadencia borbónica pre-revolucionaria domina el espacio y todo lo que éste contiene. Ese ojo que no es otro que el ojo del culo, sexualidad estéril, mucho más oscuro y enigmático que una vagina, amenazante voyeur como apunta Virginia Lázaro en estas páginas.

KAPOOR. Dirty Corner, Versalles, 2015
ANISH KAPOOR. Dirty Corner, Versalles, 2015
McCARTHY Tree, Place Vendôme
PAUL McCARTHY, Tree, Place Vendôme, 2014

La cobardía del ignorante que ataca una obra de arte por su posible significación no es algo nuevo en la República Francesa. Ya en 1853 Napoleón III esbozó el gesto de golpear con su fusta el cuadro de Las Bañistas de Courbet y más recientemente Paul McCarthy tuvo que retirar su escultura de la plaza Vendôme por el ataque sistemático de la ultraderecha gala. En ese mismo lugar tiempo atrás durante la Comuna de 1871,  la Colonne Vendôme, símbolo del poder del Primer Imperio, fue destruida y el propio Courbet condenado como responsable de su demolición tuvo que huir a Suiza. La Historia del Arte terminó por absolver al pintor, que abogó por desmantelarla en lugar de su demolición.[1] No parece que la Historia vaya a hacer lo mismo con esta clase de fánaticos y es en todo caso paradójico que a muchos de ellos se les haya llenado la boca con la palabra libertad tras los atentados del pasado 13 de noviembre en las calles de París.

Kapoor viene trabajando los mismos temas orgánicos en sus esculturas abstractas desde hace más de dos décadas. Sus obras recurren tanto a la filosofía de su país de origen como a motivos propios de la cultura globalizada. En el pensamiento indio la materia esta conformada por tres gunas o cualidades; sattva, rajas y tamas. Son los tres constituyentes de la materia que determinan las características inherentes de todo lo creado. Sattva sería la pureza y la luz, asociado al blanco, rajas la actividad, la pasión, la sangre roja y tamas por último la inercia y la ignorancia, la pesantez de la materia cuyo color sería el negro. ¿Podría ser Dirty Corner un reflejo de la cualidad tamásica del último periodo de los Borbones en Francia? La agonía de un estado decadente del que Versalles, como María Antonieta, era exponente e imagen de un mundo que colapsaba frente a la realidad.

11950691_1668536450093115_1858237064_n
@dirty_corner

En palabras del propio artista, la obra ha sido “un vehículo de expresión de nuestra ansiedad por “lo otro” y demuestra que el Arte es capaz de sacar nuestros temores más profundos. Como artista tengo que preguntarme qué significa este acto de violencia para mi trabajo. La escultura llevará consigo ahora esta marca de odio y mantendrá las cicatrices como memoria de esta triste historia. Estoy convencido que el Arte triunfará.”[2]

“Reina sacrificada, dos veces insultada” se pudo leer en una de las pintadas. ¿Tan peligroso es el arte abstracto?

 

 

 

[1] DURÁN MEDRAÑO, J.M. Iconoclasia, Historia del Arte y lucha de clases. Trama, Madrid, 2009, p.22

[2] “Dirty Corner has become the vehicle for the expression of our anxiety of “the other”and emphasis that Art is a focus for our deepest longings and fears.It is urgent that we show our solidarity with the oppressed the downtrodden and those of our brothers and sisters in need. As the artist I have -for the second time- to ask myself what this act of violence means to my work. The sculpture will now carry the scars of this renewed attack. I will not allow this act of violence and intolerance to be erased. Dirty Corner will now be marked with hate and I will preserve these scars as a memory of this painful history. I am determined that Art will triumph.” Anish Kapoor. 6 septiembre de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>