Presente Perfecto

Present Perfect

Muestra colectiva comisariada por Andrea Hill para The Goma

6 noviembre – 24 Diciembre 2014

DSC_1966-1

 

El tiempo verbal del presente perfecto de la lengua inglesa equivaldría al pretérito perfecto del español. Lo definiríamos como el tiempo verbal que indica aquellas acciones que han ocurrido en el pasado, pero que preservan una relevancia activa en el presente. Es en esa combinación dialógica entre pasado y presente en la que la comisaria neoyorquina Andrea Hill se ha apoyado para armar el proyecto expositivo con el que se clausurará el año 2014 en la galería the Goma.

Present Perfect es una propuesta que reúne trabajos de artistas jóvenes y trayectoria internacional que reflexionan tangencialmente sobre el Tiempo desde la libertad dispersa y poética que permiten algunas prácticas artísticas. Una vez derrocadas las Historias y las jerarquías disciplinares, el rigor de las ciencias se craquela en beneficio de exploraciones más cercanas a los sondeos y cuestionamientos más o menos caprichosos que despliegan, a veces, resultados más que enriquecedores e iluminadores sobre la cada vez más inestable realidad que nos rodea.

Los artistas presentes en esta exposición posan una mirada sobre la Historia más curiosa que admirativa, y se enfrentan a la realidad como si de un tablero de juego se tratara, moviéndose sobre él sin más objetivos que el de rehacer y descoyuntar aquello que sobre éste se dispone, reorganizando las estructuras antes lineales en un eterno y mutable collage. Hablamos de obras creadas durante los últimos años, donde el tiempo se viene presentando aún más inasible y omnipresente, cuyos usos obsesivos, hiperactivos y dispersos propician una constante obsolescencia y renovación a un ritmo frenético de solapamientos alterados.

Los trabajos se emplazan en el espacio narrativo de la galería con sutilidad, sin grandes gestos expansivos, propiciando una contención que juega en beneficio de la lectura en profundidad no sólo de las narrativas derivadas de cada propuesta, sino también las que se activan al ponerse en relación con la línea discursiva planteada por la comisaria.

Nos dan la bienvenida las piezas de Timothy Hull (1979), dos pinturas de formato mediano que remiten sutilmente a un origen de la historia del arte remoto y establecido, aunque la pincelada nerviosa y rugosa sacude la calma y nos devuelve al presente. Se trata de dos pinturas de dos vasijas puestas en paralelo, cuyos escogidos gestos geométricos nos hacen pensar en dos relojes, dos husos horarios enfrentados. Y es que el germen de la idea de esta exposición podría situarse en una experiencia personal de la comisaria hace unos años cuando fue invitada por Matadero para realizar una investigación de su archivo de creadores para con ello realizar una exposición en NY comisionado por el ICI. Hill retoma y rescata esas sensaciones y experiencias espacio-temporales de solapamiento de dos realidades y desquicie expansivo-productivo de las rutinas.

DSC_1818

 

DSC_1672

 

La exposición continúa con las dos piezas de Sanya Kantarovky (1982). Este artista afincado actualmente en NY y con una trayectoria apabullante muestra dos pequeñas acuarelas que contienen activos y atrevidos diálogos del artista con importantes figuras de la historia del arte de principios del siglo XX: Ensor, Lautrec y diversos autores del expresionismo alemán. Sus obras actúan a modo de ventanas a través de las cuales nos trasladamos a lugares otros de un tiempo indeterminado.

DSC_1697

 

 

DSC_1573

Javier Arce (1973) muestra un proyecto en torno al Guernica y sus recorridos e implicaciones artísticas e históricas, encerrándolo además en una especie de mini bunker para transportar material “delicado”. Arce se sirve del dibujo para trasladar y manipular las imágenes de fuentes diversas de archivo a través de elecciones y borrones. Realiza una selección de momentos y capítulos de la historia del Guernica, desde su suceso real en 1937 hasta que Pablo Picasso pinta su monumental obra para conmemorar la tragedia y exhibición en el Pabellón de España en la Feria Mundial de París. También recoge el momento en el que llega a España cuarenta y tres años después de viajar por Europa y América Latina y estar custodiado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1981.

DSC_1787

DSC_1748

El trabajo de Ángel de la Rubia (1981) viene a ilustrar perfectamente ese uso neutralizante que ejecuta el arte a través de la digestión descontextualizada de fragmentos de la historia. En 1991 y durante el desmantelamiento del Telón del Acero, la nueva República de Lituania se deshace de los monumentos y esculturas públicas que formaron parte del aparato de propaganda soviética. Y en 2001 un ciudadano lituano millonario, Viliumas Malinauskas, solicita a su gobierno hacerse cargo de las esculturas de la era comunista. Funda el parque Grütas, museo privado dedicado a preservar y exponer obras pertenecientes a este periodo de la historia lituana. Las fotografías de la Rubia muestran a estos ex-monumentos medio camuflados entre la maleza del parque, bajados de sus pedestales, casi como si estuvieran siendo espiados en un momento tranquilo de su nueva vida como esculturas inofensivas.

DSC_1857-1

 

También de nuevas oportunidades habla la pieza de Will Rogan (1975). En medio de la seguna sala de la galería se ha ubicado una escultura fotográfica con imágenes de rostros que pertenencen a monográficos y títulos de la colección de Historia del Arte de La Biblioteca Anne Bremer Memorial del San Francisco Art Institute. A finales de los 90 estos fueron descartados, dejando de formar parte de la Historia del Arte. Rogan recupera sus rostros, componiendo una especie de puzzle escultórico que se acompaña a la vez de una guía de uso que nos permite jugar con ella, reconfigurándola de múltiples maneras. Estas fotografías simbolizan la obsolescencia pero también la maleabilidad de la historia y el tiempo pasado desde un presente irrespetuoso y descreído.

 

DSC_1920-1

 

La exposición Present Perfect contempla muy gustosamente lo que significa congelar el tiempo en un presente de aceleramiento constante, a la vez que trata de cómo la experiencia subjetiva del tiempo moldea nuestra comprensión del momento actual a través de la mirada al pasado.

DSC_1606

 

 

 

 

 

DSC_1841

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>