La Tapadera de Elena Alonso

Por Cristina Anglada

 

Aparato de dos tiempos, 2011
Aparato de dos tiempos, 2011

 

LA TAPADERA, exposición individual de Elena Alonso en el Espacio Valverde


Elena Alonso nos incita desde el título a observar su exposición con resquemor. Ella nos implanta la duda desde el primer momento, para que nos vayamos preparando a la hora de entrar en el Espacio Valverde y en la actividad de mirar, observar y entender de manera activa, inquisitiva la obra que nos presenta.

La serie de 21 dibujos y 3 esculturas que muestra esta vez Elena Alonso bajo el título de “La Tapadera”, a primera vista, parece desarmada, formalista y elegante. Dibujos que -entre lo arquitectónico y lo abstracto-, componen un repertorio o catálogo de, al parecer, equipos, estaciones y máquinas de gimnasio. No es lo que parece, o más bien, esto es solo -como dice ella- la “parte superficial” de lo que vemos. Los dibujos son algo así como accesos a otras capas de profundidad de interpretación, las que quiera cada espectador. Más allá de eso, formas y colores, líneas y geometría, imágenes sobre un espacio plano.

Esta serie de dibujos, realizados entre 2011 y 2012, aunque realizan guiños a trabajos anteriores, se desmarcan ligeramente -y con ganas- de su corpus precedente, unido por ella bajo el título de “Mundo Intruso”. Éste reúne una serie de trabajos realizados desde finales del 2009. No es una separación radical ni seca, es un seguir avanzando, dando un paso más allá.

Sus dibujos se diferencian de los característicos de huella y error, boceto, expresionismo y espontaneidad. Son obras más cercanas al dibujo técnico y a la construcción, aunque manteniendo la parte más manual, rudimentaria y elemental. El detalle, la concisión, la paciencia, la maña y la precisión son sus fuertes, y derivan en elegancia y virtuosismo amable. Sin un plan fijo ni previo en la mente sobre el resultado final de cada uno, surgen con la idea base de la composición, casi siempre formas geométricas. La estructura como punto de partida va creciendo poco a poco, a modo de collage, ensamblándose las diferentes partes, fruto de aplicar diferentes técnicas y trazos (lápiz, gouache, pastel, rotulador), requiriendo cada una un tiempo, siempre paciencia; la repetición y lo mecánico también son parte esencial de su proceso.

Las tres esculturas presentes en la exposición, no son más que partes complementarias a los dibujos, una manera de jugar con lo objetual desde la tercera dimensión, sirviendo de ligero contrapunto a lo que vemos sobre papel. No intentan representar nada en un sentido fiel, los títulos son solo la tapadera, no su descripción. Lo que vemos es otra cosa, recreaciones sobre lo que la mano puede hacer sobre el papel y su traspaso a la tercera dimensión.

Todo esto parece nacer en cierto modo de una clara fascinación por los objetos sumada a una enorme curiosidad general por lo que rodea a la artista. Mirar los objetos en su sistema, su catalogación, su forma, nombre, historia y origen. Sus dibujos, a modo de construcciones, parecen estar próximos a perseguir ser “ficción evasiva”, como en la intención de Los Carpinteros. Alonso tiene en común con ellos también ese acercamiento y manera igualmente poética de activismo no militante de crear a partir de objetos o sus imágenes, trajinando en la parte funcional de los mismos, desmontándolos, acudiendo también a desvelar su parte ideológica inevitable.

En este caso, Elena recurre a una serie de máquinas de gimnasio, repertorio “sacado” de catálogos, algunos del siglo XIX, momento de desarrollo de la filosofía de la gimnasia moderna, de tintes militares. A Alonso le intriga la educación y la infancia como un invento del adulto y de aquí a la construcción del yo social y la realidad. La artista se sirve del dibujo como herramienta de investigación, apoyándose además en la observación y lecturas, y con ello, las realidades van sufriendo un ataque en esencia.

La sala del fondo muestra dibujos a lápiz, alcanzando aún mayor pulcritud en un sobrio blanco y negro, y todo el degradado en grises existente entre sus extremos. Parecen ser alzados y plantas de “estaciones de entrenamiento”. Este interés por la arquitectura, disciplina que la rodea a nivel personal, se limita básicamente a su método de representación, del que toma o roba elementos de manera muy personal, imitando de manera engañosa, pues son resultado de la suma de partes con información que sobra, y a la vez carecen de la información habitual y necesaria. Algunos dibujos, incluso, son superposiciones de alzado y planta, provocando el caos con la eliminación de su funcionalidad. De nuevo, con una segunda mirada, la realidad queda trastocada de raíz.

Sembrada la duda, activados los sentidos y de pronto se desmonta la realidad oficial, simple, única;  la asumida y conformada a base de verdades con mayúsculas, dualidades y dogmas. Algo que parece preciso y fijo, la realidad y los dibujos de Alonso, de repente se alteran e inestabilizan en movimiento constante, sobre todo de la imaginación y la posibilidad. Sus trabajos consiguen descoyuntar sin manifiestos ni reclamas, simplemente a través del juego y la sutileza. Ahora bien, ella no viene a ofrecer una alternativa fija y válida, sino miles de maneras de interpretar, abriéndonos la puerta al retorno y recuperación del pensamiento divergente exaltado durante la infancia, convirtiéndonos a la vez en lúcidos intrusos del mundo adulto en el que vivimos.

 

Banco de ejercicios, 2011
Banco de ejercicios, 2011

Cinta de movimientos básicos, 2012
Cinta de movimientos básicos, 2012

S.T (Instalación con trapecio), 2012
S.T (Instalación con trapecio), 2012
S.T (barras paralelas), 2012
S.T (barras paralelas), 2012

S.T. (Barra horizontal), 2012
S.T. (Barra horizontal), 2012

S.T. (banco inclinado # 1), 2011
S.T. (banco inclinado # 1), 2011

S.T. (multicentro), 2011
S.T. (multicentro), 2011

S.T. (Módulo de posición), 2012
S.T. (Módulo de posición), 2012
S.T. (pista), 2012
S.T. (pista), 2012

Estación de ejercicios para una y varias articulaciones, 2012
Estación de ejercicios para una y varias articulaciones, 2012

S.Y (cinta), 2011
S.Y (cinta), 2011

S.T. (estación de entrenamiento # 1), 2011
S.T. (estación de entrenamiento # 1), 2011

S.T. (estación de entrenamiento # 2), 2011
S.T. (estación de entrenamiento # 2), 2011

S.T. (estación de entrenamiento # 5), 2011
S.T. (estación de entrenamiento # 5), 2011

 

 

La Tapadera. Elena Alonso en Espacio Valverde

Del 8 de Marzo al 8 de Abril 2012

Fotografías de Marta Orozco

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>