Arqueología Prohibida / VillaManuela 2015

Muestra colectiva

Comisariada por Rafa Suñén

ElTono, Jethro Haynes, Lilli Hartmann, Susumu Mukai, Sixe Paredes, Luis Pérez CalvoWill Sweeney

Del 25 de septiembre al 11 de octubre

Centro Conde Duque. Sala de exposiciones I

 

arqu

 

 

 

Los arqueólogos visuales que presenta Arqueología Prohibida trabajan con la premisa de los hechos aquí expuestos y otros muchos descubrimientos, misterios, anomalías, cómicas teorías y sólidas demostraciones que trastocan la rigidez de la cronología de nuestro origen y desarrollo.

En Hueyatlaco, un sitio arqueológico perteneciente a Valsequillo (Puebla, México), se descubrieron herramientas fabricadas por el hombre en un estrato geográfico fechado hacia 250.000 años antes de la presente era.

La excavación se llevó a cabo por sus descubridores Juan Armenta Camacho e Irwin-Williams junto a la U.S. Geological Survey, a los que se unió más tarde Virginia Steen-McIntyre. Describieron Hueyatlaco como un “coto de caza”, donde se descuartizaba a los animales.

Se han utilizado la totalidad de los métodos de análisis existentes desde su descubrimiento en 1962 hasta el día de hoy. Todos han confirmado la datación de estas herramientas en 250.000 años, y varios las han situado en 370.000 años.

Esto significaría retroceder en más de 200.000 años el poblamiento de América y aceptar que el homo sapiens o alguna especie de su género ya fabricaba herramientas en América.

Este hallazgo arqueológico ha sido omitido e ignorado por los científicos académicos. Sin poder ser refutado, ha quedado definido como una “anomalía”.

En 1994, Klaus Schmidt llegó al Kurdistán occidental, al sureste de Turquía, a 15 kilómetros de la ciudad de Urfa, probablemente avisado del tremendo hallazgo de un pastor llamado Savak Yildiz. Enterradas en la tierra, se divisaban unas piedras llamativamente rectangulares. El análisis de radiocarbono indicó que las piedras talladas tenían una antigüedad de entre 10.000 y 12.000 años.

Las piedras resultaron ser monolitos, tallados en una sola pieza, los cuales conformaban un recinto circular. Dentro del círculo se levantaban dos enormes pedestales de hasta 10 toneladas de peso. Lo más fascinante es que estos enormes pedestales de hasta 6 metros presentaban, grabados con enorme destreza en su superficie, figuras de animales como leones, toros o demoniacos tigres. Algunos pilares contaban con brazos tallados a los lados, otros presentaban figuras decapitadas y todo el escenario transmitía un lenguaje ritual completamente desconocido. El número de monolitos supera ya los 40 y se sabe que hay muchos más.

Este yacimiento, llamado Göbekli Tepe, ha supuesto un shock absoluto para la ciencia, la arqueología y la antropología. Las pruebas irrefutables del radiocarbono sitúan la construcción antes de la invención de la cerámica, de la metalurgia, de la escritura, la rueda y el desarrollo neolítico. El sofisticado sitio es unos 6.500 años más antiguo que  Stonehenge y 7000 años más antiguo que las pirámides de Egipto.

Sin embargo, este revolucionario hallazgo que nos obliga a una reevaluación de nuestra cronología y escompletamente aceptado como auténtico por toda la comunidad científica, ha sido ignorado por la mayoría de medios de comunicación.

El creacionista convencido Don Patton descubrió, en las montañas de Robledo (Nuevo Méjico), sobre una superficie de piedra caliza del período Pérmico, lo que él asegura que es una huella humana fosilizada. Sin embargo, el periodo Pérmico indica una antigüedad de unos 270 millones de años, esto esmillones de años antes de la existencia de los dinosaurios. Pero Patton no ha presentado prueba alguna de que esa conclusión sea cierta. Su compañero Joe Taylor manifiesta que esta huella fue descubierta en 1929 y que iba seguida de otra huella, pero que la roca sobre la que se apoyaba esta segunda huella se desmoronó, perdiéndose la evidencia anterior. Ninguna prueba ha demostrado que se trate de una auténtica huella de pie humano y tampoco se ha realizado prueba alguna sobre ese trozo de roca en concreto, aunque Patton asegura que esa huella sí pertenece a ese sitio, donde se encuentran enormes cantidades de fósiles de todo tipo.

El descubrimiento ha quedado en algo meramente anecdótico y folclórico para los turistas con buen humor que recibe la región.

Éstos y otros hallazgos constituyen el punto de partida de las obras que componen esta muestra.

 

http://villamanuela.es/exposicion/arqueologia-prohibida/

 

 

vista general de la exposición
vista general de la exposición

 

vista general de la exposición
vista general de la exposición

 

vista general de la exposición
vista general de la exposición

 

ElTono
ElTono

 

ElTono
ElTono

 

Susumu Mukai
Susumu Mukai
Susumu Mukai
Susumu Mukai
Lilli Hartmann
Lilli Hartmann
Lilli Hartmann
Lilli Hartmann
Lilli Hartmann
Lilli Hartmann
Lilli Hartmann
Lilli Hartmann
Jethro Haynes
Jethro Haynes
Jethro Haynes
Jethro Haynes
Jethro Haynes
Jethro Haynes
Jethro Haynes
Jethro Haynes
Will Sweeney
Will Sweeney
Will Sweeney
Will Sweeney
Will Sweeney
Will Sweeney
Luis Pérez Calvo
Luis Pérez Calvo

IMG_4855

IMG_4856

IMG_4860

IMG_4863

IMG_4865

IMG_4869

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>