Internet es Site-Specific / Antonio R. Montesinos

Con Kitschen Antonio ha compartido con nosotros sus paseos diarios, paseos que en realidad no eran si no búsquedas de objetos al azar, y objetos que en realidad ya no eran tales. Se trataba de desechos. Ha pasado una semana encontrándose basura de una manera más o menos fortuita. Recogiendo las imágenes que han quedado desechadas en los márgenes, tras terminar el día, abandonadas por inútiles y obsoletas. Estableciendo una conexión entre el espacio público que es la calle y ese lugar de público acceso que es Internet.

Nunca tuve muy claro si la propuesta de Antonio era un proyecto, una búsqueda, un encuentro con el azar o quizás algún tipo de purga. No lo llegué a tener claro porque intuía en él una moral que no sabía identificar con precisión. Al comenzar el proyecto me hacía pensar en Diógenes de Sínope, el filósofo perteneciente a la escuela cínica. Diógenes consideraba que la civilización y todo lo que ésta traía consigo eran un mal en sí mismo, así que buscaba alcanzar la felicidad deshaciéndose de todo lo superfluo. En definitiva, se preocupó de llevar una vida de acuerdo con unos principios radicales de autonomía y un total desprecio de los usos de la sociedad. En Kistchen los desechos funcionan como síntomas de una sociedad concreta y de sus hábitos pero Antonio no los juzga como bien hiciera Diógenes, si no que practica un gesto más cercano al coleccionismo. Toma fotografías pero continúa el gesto y las vuelca en la red iniciando un nuevo ciclo, “para darles una segunda vida en Internet”. Hace una labor de reciclaje a sabiendas de que así genera una nueva basura infinita. Recoge las imágenes con la intención de componer un nuevo collage digital que postea para nosotros, en la galería del desecho de Internet. Si parecía una purga, no lo es. Es un ritual para traer las imágenes de vuelta a una nueva vida. Es, en realidad, un gesto romántico pero construido desde ese cinismo inherente a todo lo que ocurre y deviene de Internet. Digo cínico por esa desvergüenza que aparece en el rescatar para devolver a la vida y, finalmente, generar basura digital. En mi opinión, es en ese posicionamiento donde reside lo más interesante del proyecto, porque es desde el cinismo como Internet hace que comprendamos el mundo y a nosotros mismos, ahora que inevitablemente aparecen datos que antes (en un antes pre-internet) quedaban fuera de escena.

 

Captura de pantalla 2015-09-28 a las 15.00.04 

Captura de pantalla 2015-09-28 a las 15.06.19

Captura de pantalla 2015-09-28 a las 15.06.34 

Captura de pantalla 2015-09-28 a las 15.01.37  

Captura de pantalla 2015-09-28 a las 15.02.03

Captura de pantalla 2015-09-28 a las 15.02.35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>